Zanahoria

CARACTERÍSTICAS

Al vapor, hervida, cruda, cocida, licuada… más allá de ayudar a broncear la piel y ser buena para la vista, la zanahoria cuenta con gran cantidad de beneficios que reporta al organismo. Se recolecta durante todo el año pero los mejores meses son de mayo a diciembre y los meses de enero y febrero.

La clasificación más generalizada de zanahorias atiende a factores de forma y tamaño de los ejemplares, pudiendo encontrar:

  • Cortas: Se trata de variedades de cultivo temprano que tienden a formas redondeadas. Su longitud suele ser menor de 10 cm, localizándose en pequeñas plantaciones de Francia. En España no se comercializan.
  • Semi-largas o intermedias: Son las más comunes, de forma cilíndrica y gruesa con piel lisa en tonos naranjas intensos. Miden entre 10-20 cm y se incluyen en esta clasificación la mayoría de las cultivadas, por ejemplo las nantesas.
  • Largas: Acaban en punta y superan los 20 cm de longitud. Habitualmente se utilizan para la comercialización.

VALOR NUTRICIONAL

Las zanahorias son una mina de oro en nutrientes y es una verdura que debe ser consumido diariamente, y puede ayudar mucho en la salud. Las zanahorias contienen una cantidad asombrosa de 490 fitoquímicos, de los cuales, todos ayudan al cuerpo a funcionar mejor. Los fitoquímicos son sustancias de plantas bioactivas naturales encontradas en frutas, verduras, y nueces, que proporcionan beneficios a la salud humana.

La zanahoria también es rica en betacaroteno y provee dosis destacables de minerales como calcio, hierro, potasio, fósforo y otras vitaminas, como las B, C, D, E y ácido fólico.

Al tener mucha vitamina A o niacina, la zanahoria previene enfermedades en los ojos, fortalece el sistema inmunitario y tiene propiedades anticancerosas. También por su alto contenido de vitamina A, este alimento también favorece el buen estado de la piel y de las mucosas.

Dentro de sus valores nutricionales, destaca que una zanahoria mediana tiene 25 calorías, 6 gramos de carbohidratos y 2 gramos de fibra. Además, es una buena fuente de vitamina A.

Visto que las zanahorias son una mina en nutrientes, ello se traduce en enormes beneficios para nuestra salud:

  • Favorece la formación de glóbulos rojos por su contenido en hierro y cobre, previniendo de esta manera la anemia, la arteriosclerosis y la disminución de las defensas.
  • Las zanahorias tienen un alto contenido en fibra soluble por lo que son muy buenas para combatir el estreñimiento y reducir el colesterol.
  • Los betacarotenos contenidos en la zanahoria tienen propiedades antitumorales, y previene la aparición de ciertos cánceres, como el de vejiga, laringe, esófago y estómago.
  • Regulan los trastornos digestivos como las diarreas y el estreñimiento.
  • Su capacidad para nutrir la piel y absorber las impurezas la hacen ideal para evitar el acné, aplicando sobre ésta la pulpa rallada o su zumo.
  • Tiene grade propiedades antioxidantes, que protegen al organismo del ataque de los radicales libres y del envejecimiento prematuro.

CÓMO PREPARARLA

  • Cocción: se introducen las zanahorias sin descongelar, en un recipiente con agua hirviendo y sal. A continuación se mantiene a fuego moderado durante 8-10 minutos.
  • Al microondas: se depositan las zanahorias sin descongelar en un recipiente apto para microondas, poniendo este a máxima potencia durante 2-4 minutos.
  • A la sartén: se vierten las zanahorias sin descongelar en una sartén con 2 cucharadas de aceite. Dejar rehogar a fuego medio durante 5-7 minutos moviendo continuamente.