La ultracongelación

Las verduras son alimentos fundamentales en la dieta diaria de las personas por los numerosos beneficios y nutrientes que aportan. Son alimentos bajos en calorías, pero muy completos por ser fuente de vitaminas, minerales y fibra.

El proceso de ultracongelación al que se someten las verduras congeladas permite que puedan llegar a la mesa del consumidor prácticamente en las mismas condiciones y con la misma calidad con la que son recogidas en la huerta.  La rapidez del proceso permite conservar todas sus vitaminas y minerales.

Este proceso comienza en el mismo momento de la recogida de la verdura en el campo, que rápidamente se traslada a fábrica, donde se lava y se escalda, es decir, se somete a cocción durante poco tiempo antes de ser congelada. Esto contribuye a mantener su sabor y su valor nutricional.

La siguiente fase es la ultracongelación propiamente dicha, que se realiza a gran velocidad para que el producto final conserve su calidad. Este proceso suele realizarse a temperaturas inferiores a -20ºC. La congelación impide el desarrollo de microorganismos, mantiene la calidad del producto, evita la pérdida de nutrientes y facilita la compra de algunas variedades que están fuera de temporada.

¿Por qué la ultracongelación conserva las verduras y las mantiene seguras?

La ultracongelación aumenta la vida útil de los alimentos y prolonga su seguridad evitando que los microorganismos se desarrollen. Se dificulta su desarrollo gracias a que también se congela el agua que contienen las verduras, la cual resulta básica para la vida de estos microorganismos.

¿Qué efecto tiene la ultracongelación en el contenido nutricional de las verduras?

La ultracongelación tiene un efecto mínimo en el contenido nutricional de los alimentos. Las  verduras se ultracongelan poco después de ser cosechadas para evitar la pérdida de nutrientes como ocurre con el producto fresco.

El consumo de verdura fresca implica un proceso más lento. A veces pasan semanas hasta que llega al consumidor final ya que tiene que ser almacenada, transportada y distribuida en los comercios. Durante este tiempo, los alimentos pueden perder progresivamente sus vitaminas y minerales.

¿Durante cuánto tiempo podemos conservar las verduras en el congelador?

Las verduras congeladas pueden permanecer en el congelador hasta 24 meses.